Las ganas

… o la necesidad (I)

pants-855177_1280

No debería confundirme, pero creo que lo estoy, y mucho. Creo que confundo mis ganas de cariño, mi miedo a la soledad, mi necesidad de compañía y compañerismo, mi pena y mi soledad. Es una mezcla que no me deja pensar con claridad. En realidad no creo que esté confundida, creo que magnifico las cosas y me dejo llevar y que debo darme más tiempo para pensar con claridad y estar convencida de mis decisiones y sentimientos. Estoy convencida de lo que siento hoy, pero no estoy tan segura de que mañana lo siga sintiendo.

Todo esto viene por líos de pantalones, a mi edad… Dos líos, para más inri, dos reencuentros que me entretienen mucho, me disgustan y me alegran.

El primero empieza con un reencuentro buscado, pero en realidad buscaba una cosa más light, un saber que ha sido de tu vida, un verte y recordar lo que éramos. Una cana al aire que se complica no sé por qué razón. Me dejo querer, me dejo acariciar y me gusta sentirme guapa, suave, lista, divertida. Y al final la lío porque él se enamora pese a mis advertencias, pese a dejarle claro que yo no estoy en el mismo lugar, que sólo quiero un amante, un amigo con derecho a lo demás. Le explico por activa y por pasiva mi situación, mi inestabilidad emocional y que es mejor dejarlo aquí. Pero él es insistente, no se rinde fácilmente y continúa a mi lado esperando que le llame porque con eso dice que le basta. Yo no lo creo, pero no se irme sin hacerle daño. Le dejo poco a poco pero se hace el sordo, y a mí no me sale ser borde ni dejar de hablar a a gente, y encima me sube la moral y me estoy dejando…. Y no estoy muy orgullosa de esto, pero al menos tengo la conciencia tranquila porque los dos tenemos toda la información. Él ha decidido como usarla y yo seguir su consejo, dejemos la cosa fluir y ya se verá. Sólo espero que esto no sea dañino, que sepamos apreciar lo que nos ha aportado el tiempo que dure. Porque yo sé que no durará, aunque él cree que sí…

Creo que debería estar sola, sola del todo, para enfrentarme de verdad a esta soledad que tanto me asusta. Hay días en los que pienso que no voy a ser capaz de superarla si no la siento completa y desgarradora. Otros en cambio pienso que esta compañía parcial me ayuda a sentirme querida, capaz de volver a enamorar a alguien, me hace sentir una persona valiosa aunque él no esté, creer que no se ha ido la única persona capaz de ver mis cosas buenas y mis rincones. Pero vuelvo a contradecirme a los 5 minutos y me digo que debo valorarme yo sola, no a través de los demás sino de mi misma… Total, que me paso las horas contradiciéndome a mi misma hasta que llego a la conclusión no definitiva de que de todo estoy aprendiendo y de que soy lo suficientemente lista como para ir haciendo cada día lo que mejor me resulte ese día, y si al día siguiente no funciona pues lo cambio. Espero que no salga nadie herido a mi lado….

“Huiremos hacia adelante, y nadie nos podrá decir que huir ha sido cosa de cobardes”

“Siempre fue mejor lo no buscado”. Pues vamos listos…

El segundo lío de pantalones o dejo para otro día.

Advertisements